En busca del embarazo

El blog que resuelve todas tus dudas sobre pre-embarazo y reproducción asistida

Microinyección espermática, qué es y cuándo es recomendada

microinyeccion espermatica

En el sector de la reproducción asistida se habla muy a menudo de la microinyección espermática.

¿Sabes qué es, cuándo se desarrolló y se aplicó por primera vez este método? ¡Sigue leyendo! A continuación, te contamos todos los detalles de su historia y cómo se realiza paso a paso.

¿Qué es la microinyección espermática?

La microinyección espermática consiste en la selección de un único espermatozoide. La extracción se realiza con una micropipeta de vidrio (borosilicato) y luego se introduce el espermatozoide dentro de un óvulo para forzar la fecundación.

Esta técnicas también es conocida con el nombre de ICSI, acrónimo del inglés intra-cytoplasmic sperm injection. Probablemente habrás oído hablar de ella porque es una de las más utilizadas en los tratamientos de reproducción asistida.

New Call-to-action

Antes de pasar a hablar de los detalles de este método, compartimos contigo algunas curiosidades acerca de la historia de esta técnica.

Historia de la ICSI o microinyección espermática

Como muchos otros descubrimientos científicos, la microinyección espermática es el fruto de un error durante la aplicación de otra técnica.

El primer niño nacido de microinyección espermática lo consiguió el doctor Palermo en Bélgica en 1992.

Por aquel entonces aún no se hablaba de microinyección o ICSI. De hecho, se intentaba fecundar el óvulo inyectando varios espermatozoides en el espacio perivitelino del mismo.

Es decir, se atravesaba la primera capa más rígida del óvulo, la zona pelúcida. Luego se dejaban algunos espermatozoides en el espacio que hay entre la zona pelúcida y la membrana plasmática del óvulo.

New Call-to-action

De esta manera, lo que se pretendía era facilitar que algún espermatozoide penetrara de forma más fácil al óvulo ahorrándole el atravesamiento de la zona pelúcida.

Al realizar este procedimiento, por error, con la micropipeta atravesó también la membrana plasmática y el óvulo se fecundó. Al principio se consideró que era una forma un poco agresiva. Sin embargo, luego descubrieron que con esta técnica se fecundaban mejor los óvulos.

¿Cómo se realiza la microinyección espermática?

Para realizar la técnica de ICSI o microinyección espermática se necesita un microscopio invertido equipado con un sistema de micromanipulación. Gracias a este sistema de micromanipulación el equipo de especialistas puede mover microscópicamente de forma controlada las microagujas necesarias para realizar la técnica.

El dispositivo posee dos microagujas o microcapilares de vidrio de borosilicato:

  • Una de ellas ejerce una pequeña succión controlada para sujetar al óvulo
  • La otra aspira un único espermatozoide que inyecta atravesando la zona pelúcida y la membrana del ovocito.

Entre las 16 y 18 horas de la inyección es posible observar los primeros signos de fecundación, la presencia de dos pequeños núcleos llamados pronúcleos.

¿Cuáles son las indicaciones de la microinyección espermática?

Un especialista evaluará cuándo es necesario recurrir a este método. Por lo general, la microinyección espermática se utiliza en caso de:

  • Mala calidad seminal, insuficiente para fecundar de forma natural. El diagnóstico suele coincidir con oligozoospermias, teratozoospermias, criptozoospermias y otras patologías que afectan a la calidad espermática.
  • Fallo de fecundación natural a pesar de tener buena calidad seminal.
  • Pacientes con enfermedades infecciosas transmisibles por el semen. En estos caso se realiza un lavado seminal especial previo a la ICSI.
  • Utilización de óvulos congelados. La congelación produce cambios en los óvulos que hace necesario que tengan que ser fecundados por microinyección.
  • Cuando se va a realizar un diagnóstico genético del embrión. En estos casos es mejor no fecundar los óvulos inseminándolos con muchos espermatozoides. Los que no fecunden y queden enganchados en la zona pelúcida podrían interferir en el diagnóstico.
  • En caso de muestras de semen valiosas, que hayan sido congeladas previo tratamiento con quimioterapia o que hayan sido extraídas de testículo. Con la microinyección se pueden hacer más intentos con la misma cantidad de muestra. A veces, según la calidad de la muestra, esta es la única opción posible de conseguir la fecundación.

¿Conocías los detalles de la microinyección espermática o ICSI? Si tienes más dudas acerca de esta técnica o crees que podría ser indicada en tu caso, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo de especialista sabrá indicarte las pruebas necesarias para definir si es la solución que buscas.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario