En busca del embarazo

El blog que resuelve todas tus dudas sobre pre-embarazo y reproducción asistida

¿Es recomendable hacer ejercicio durante el embarazo?

ejercicio durante el embarazo

Una de las preguntas estrella durante el embarazo es si es recomendable hacer ejercicio o si por el contrario puede suponer un riesgo para la embarazada o para el futuro bebé. A continuación os contaremos los beneficios y las contraindicaciones de hacer ejercicio durante esta etapa.

¿Es bueno que las embarazadas hagan ejercicio?

Para la mayoría de las mujeres, es recomendable realizar ejercicio físico moderado durante el embarazo. Sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de consejos para poder disfrutar de todos los beneficios que puede aportar la actividad física a las embarazadas.

Es aconsejable consultar con tu médico si puede suponer algún riesgo en tu caso en particular y pedirle si te puede proporcionar indicaciones sobre cuál es el ritmo y el tipo de ejercicios más recomendables para ti. Hay que tener en cuenta que en los embarazos de alto riesgo el deporte puede ser peligroso y se deberá controlar o incluso evitar.

New Call-to-action

Si no estás acostumbrada a hacer deporte, es mejor que empieces con ejercicios fáciles y de corta duración para mejorar la forma física poco a poco. Si empiezas con entrenamientos muy duros de golpe, puede ser perjudicial tanto para ti como para el feto.

Lo más recomendable es llegar al embarazo en buena forma. Por eso, si todavía te encuentras buscando la gestación y no sueles hacer ejercicio, es el momento de empezar a hacer deporte rutinariamente.

¿Qué beneficios aporta el ejercicio durante el embarazo?

Gracias al ejercicio físico, es posible sentirse mejor durante el embarazo, tanto física como emocionalmente. Entre los beneficios que proporciona la actividad física durante la gestación, encontramos los siguientes:

  • Disminuye las probabilidades de que haya complicaciones durante el embarazo y el parto: reduce el número de cesáreas y los casos de diabetes gestacional y de hipertensión arterial durante el embarazo.
  • Alivia el dolor de espalda mediante el fortalecimiento de los músculos.
  • Mejora la postura.
  • Permite dormir mejor, ya que reduce el estrés y la ansiedad.
  • Reduce el riesgo de sufrir depresión durante el embarazo.
  • Hace que el parto sea más fácil, ya que tus músculos estarán más fuertes, controlarás mejor la respiración e incluso tolerarás mejor el dolor.
  • Será más fácil que el cuerpo se recupere del embarazo y del parto.

¿Qué tipo de ejercicio es mejor?

El tipo de ejercicio más recomendable dependerá en cada caso del estado físico de la mujer, de la evolución del embarazo y de las preferencias que tenga la embarazada.

Uno de los ejercicios que más se le recomienda a las mujeres embarazadas que no están acostumbradas a hacer deporte es empezar a caminar e ir aumentando el ritmo, la distancia y la duración poco a poco.

Otro de los deportes que puede ser muy beneficioso para las embarazadas es la natación y realizar ejercicios en el agua, ya que en el agua el cuerpo no pesa tanto y es más difícil lesionarse.

También puede ser beneficioso realizar estiramientos, yoga y pilates para conseguir flexibilidad y tonificación muscular. Los ejercicios de Kegel también están especialmente recomendados en las embarazadas para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Hay que tener en cuenta que a partir del segundo trimestre, no es recomendable hacer ejercicios acostada sobre la espalda, ya que el riesgo sanguíneo hacia el útero puede verse reducido.

Tampoco hay que olvidar no realizar ejercicio si hace mucho calor, ya que un aumento de la temperatura corporal puede causar problemas de desarrollo en el feto.

Entre los deportes que es mejor evitar, encontramos todos aquellos que pueden suponer un riesgo para la futura mamá y el bebé: deportes de contacto, submarinismo (por los cambios de presión), deportes de riesgo o con peligro de caída (equitación, esquí, snowboarding…), etc.

Por último, es importante remarcar que ante cualquier señal de alarma, hay que parar. Si te sientes muy cansada, mareada o sientes algún dolor, lo mejor es no forzarse para evitar correr riesgos.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario