síntomas de embarazo

Aunque es muy probable que no comiences a experimentar síntomas de embarazo hasta algunas semanas después de la concepción, lo cierto es que desde el primer momento, tu cuerpo ha comenzado a experimentar cambios que pueden indicarte que estás embarazada.

¿Qué síntomas de embarazo experimentaré?

El más significativo es, sin duda, la falta de regla, aunque en mujeres con ciclos irregulares este factor no es determinante para suponer el embarazo. Otros síntomas que pueden aparecer en las primeras semanas son:

  • Náuseas y vómitos
    Muy comunes en las primeras semanas de embarazo (aunque pueden extenderse durante todo el periodo gestacional) y que suelen producirse principalmente al despertarse.
  • Dolor premenstrual
    Es normal que durante las primeras semanas de embarazo se sienta dolor en la parte baja del abdomen, parecido al dolor premenstrual y que puede confundirse, junto a la falta de regla, con un aviso de próxima menstruación.
  • Aumento de las ganas de orinar
    El útero ha comenzado a crecer y realiza presión sobre la vejiga aumentando la sensación de necesidad de orinar. Esta presión, unida al hecho del aumento de riego sanguíneo y otros fluidos que hacen que los riñones trabajen más, provoca que la necesidad de visitar el baño frecuentemente pueda prolongarse durante todo el embarazo.
  • Sueño y cansancio
    Debido a la alteración hormonal que provoca un embarazo es muy posible que en las primeras semanas te sientas extrañamente fatigada, con una sensación constante de cansancio y falta de energía, acompañada de mucho sueño. Esta sensación suele desaparecer en el segundo trimestre del embarazo.
  • Aumento del pecho y molestias
    Es también uno de los síntomas más significativos de un posible embarazo. El aumento de los niveles hormonales provocan cambios en el pecho que puede verse aumentado de tamaño y con molestias algo más dolorosas que las premenstruales pero que también desaparecerán en pocas semanas.
  • Cambios de humor
    Cualquier alteración hormonal puede influir en el estado de ánimo y provocar cambios de humor. Así, en las primeras semanas de embarazo puedes sentirte exageradamente sensible o inusualmente triste o enfadada.

Si bien estos síntomas son los más comunes en las primeras semanas de gestación, cada mujer es diferente y los síntomas pueden presentarse con mayor o menor celeridad. Ante la aparición de los primeros síntomas o sospechas de embarazo lo mejor es concertar una visita con el médico para confirmar el estado o detectar las posibles causas de la sintomatología.

New Call-to-action