dieta para quedar embarazada

A la hora de buscar el embarazo, queremos hacer todo lo posible para conseguirlo y tener un bebé sano. Uno de los factores que puede influir tanto en lograrlo como en que la gestación evolucione correctamente es la alimentación. Por eso, muchas pacientes se preguntan si pueden seguir alguna dieta para quedarse embarazadas más fácilmente. En este artículo os daremos algunos consejos relacionados con este tema.

¿Existe alguna dieta que mejore la fertilidad?

Si bien es cierto que el ser humano sabe sobre la importancia de su alimentación desde hace siglos, en los últimos años cada vez hay más personas que se preocupan por su dieta y que son conscientes de que somos lo que comemos. Por tanto, no es de extrañar que muchas de las mujeres que buscan el embarazo quieran intentar solucionar sus problemas de fertilidad mediante la dieta.

New Call-to-action

Existen numerosos estudios que relacionan la dieta sana y equilibrada con mejoras en la salud reproductiva, tanto femenina como masculina, por lo que es indiscutible que la alimentación influye en la fertilidad, tal y como lo hace en la gran mayoría de nuestros procesos fisiológicos.

Por ejemplo, a las mujeres que desean ser madres se les recomienda la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, ácido fólico, antioxidantes, como la vitamina C, y hierro.

Sin embargo, lamentablemente, no existe ninguna dieta milagrosa que haga conseguir la gestación a todos los pacientes que la sigan. Una vez más, cobra especial relevancia la personalización de los tratamientos para optimizar los resultados obtenidos.

Existen indicaciones que pueden beneficiar a la mayoría de las futuras gestantes, como aumentar los niveles de vitamina D de la dieta para favorecer la implantación y el mantenimiento del embarazo, entre otras cosas. Esto es gracias a que está implicada en la síntesis de la progesterona, una hormona fundamental en la reproducción femenina. A pesar de eso, si tus niveles de esta hormona ya son los adecuados, por mucho que ingieras más alimentos ricos en vitamina D, es difícil que mejore la situación. Sería necesario modificar la dieta en el caso de que se detectara una deficiencia en esta hormona.

New Call-to-action

Encontramos otro ejemplo con la sensibilidad al gluten, que en los últimos años se ha sugerido que puede estar implicada en patologías que no sospechábamos, como en el desarrollo de algunas enfermedades autoinmunes. En algunas pacientes estériles que tras realizarse las pruebas pertinentes han descubierto que presentan sensibilidad al gluten, se ha visto que al retirar esta proteína de su dieta pueden conseguir la gestación con mayor facilidad. No obstante, esto no significa que todas las mujeres que estén buscando el embarazo deban eliminar el gluten de su dieta, ya que no tiene por qué ser efectivo. Además, cabe destacar que todavía son necesarios más estudios en este campo para conocer con exactitud el papel del gluten en la fertilidad de estas pacientes.

Por tanto, lo más recomendable en el caso de querer quedarse embarazada es seguir una dieta sana y equilibrada y analizar si existe algún déficit nutricional o intolerancia que pueda afectar a la fertilidad para poder tratarlo de manera personalizada. No debemos olvidar que tanto lo que comemos antes como durante el embarazo puede tener implicaciones directas en la salud del futuro bebé: Cómo influye lo que comes sobre la infertilidad de tus hijos.

Dieta para favorecer la ovulación

La influencia de la dieta en la mejora de la fertilidad también depende de cuál sea la causa que está dificultando la concepción. Por ejemplo, en los casos en los que se deba a problemas ovulatorios, el grupo de Chavarro et al determinó que introduciendo algunos cambios en la alimentación puede conseguirse la gestación:

  • Aumentando la ingesta de ácidos grasos monoinsaturados y evitando la de grasas trans, que están presentes en los alimentos procesados.
  • Aumentando la ingesta de proteínas de origen vegetal (frutos secos, legumbres) y disminuyendo la de proteínas de origen animal.
  • Eliminando de la dieta los carbohidratos refinados (harinas y azúcares refinados, como los de la bollería industrial) y sustituyéndolos por carbohidratos complejos, como los presentes en los cereales integrales.
  • Aumentando el consumo de productos lácteos enteros.

Sin embargo, no hay que olvidar que si tu causa de esterilidad es otra, puede que no sea suficiente con modificar tu dieta y que sea necesario realizar un tratamiento de reproducción asistida. Por ello, recomendamos acudir a un especialista para que pueda valorar cada caso e indicar el mejor tratamiento en cada situación.

Por último, os dejamos otros consejos no relacionados con la dieta que os pueden ayudar a conseguir ser padres: Las mejores recomendaciones para quedar embarazada.

¿Sabes alguna recomendación más relacionada con la dieta y la fertilidad? ¡Compártela con nosotros!

New Call-to-action