recomendaciones para quedar embarazada

Ser madre puede ser una decisión más o menos fácil de tomar. Es un tema muy subjetivo. Una vez tengas claro que sí quieres tener un hijo, los tiempos para lograrlo ya no dependen solo de tu voluntad. Piensa que incluso parejas reproductivamente sanas pueden tardar hasta un año para conseguir quedarse embarazadas. En el caso de mujeres mayores a 40 años, esta cifra se suele alargar hasta un año y varios meses (2-3 meses). 

New Call-to-action

Recomendaciones para quedar embarazada de forma natural

Una pareja sana de edad inferior a los 35 años que quiera aumentar las probabilidades de éxito de la fecundación debería seguir estos consejos:

  1. Conocer los días fértiles del ciclo de la mujer. En nuestro blog encuentras más detalles sobre cómo detectarlos mediante los cambios corporales o con el test de ovulación.
  2. Dejar de usar lubricantes durante las relaciones sexuales. Algunos pueden dificultar la concepción.
  3. Suspender el uso de la pastilla anticonceptiva con meses de antelación. Esta puede alterar los niveles hormonales y hacer que durante los primeros meses no se produzca la cantidad de hormonas necesarias para ovular.
  4. Evitar sobrepeso o bajo peso. Lo ideal es mantener una dieta equilibrada, puesto que tanto en la mujer como en el hombre los problemas de pesos pueden producir varios problemas de salud.
  5. Ambos miembros de la pareja deberían procurar llevar un estilo de vida saludable: hecer ejercicio, evitar alcohol y tabaco.
  6. Evitar el estrés y las preocupaciones. La meditación, ejercicio suave, yoga o ejercicios respiratorios te pueden ser de gran ayuda.

La mujer, sobre todo, debería preparar su cuerpo, con un año de antelación a poder ser. Por eso, evita el exceso de alcohol, tabaco, sigue un estilo de vida saludable y una dieta sana y variada para mantenerte en forma.

¿Tienes más de 35 años? Conoce los factores que dificultan la fecundación

Si decides tener hijos y tienes más de 35 años hay algunos elementos que deberías tener en cuenta. El primer paso es entender y detectar los factores que podrían afectar la fecundación. Estos son los más recurrentes:

  • Tasa de fertilidad según la edad. A partir de los 35 años, las tasas de embarazo disminuyen un 5-6% por año.
  • Parámetros de fertilidad y éxito para mujeres de 40 años. A partir de los 40, la reserva ovárica cae de forma drástica. A partir de los 44 años la tasa de gestación es inferior al 2% y se alcanzan tasas de aborto espontáneo de más del 50%. La edad de la mujer y la reserva ovárica (cantidad de ovocitos) son los principales factores determinantes.
  • Dificultad para acceder a la sanidad pública. Debido a la limitación de recursos, los médicos prefieren dar prioridad a mujeres jóvenes con problemas médicos de esterilidad.
  • Problemas de salud de la mujer. Antes de buscar el embarazo, es recomendable que acudas a una clínica de fertilidad para que unos profesionales lleven a cabo una historia clínica completa. De este modo, además de realizar unas pruebas ginecológicas rutinarias, se sabrá si hay antecedentes personales o familiares. Problemas de fertilidad, abortos, enfermedades hereditarias o crónicas, infecciones del aparato reproductor, etc. Se recomienda que también la pareja lleve a cabo una revisión médica y andrológica.

¿Recomendaciones para quedar embarazada después de los 40?

Lo más recomendable es que contactes con un centro de reproducción asistida para llevar a cabo un estudio de fertilidad. Los profesionales te indicarán las soluciones más adecuadas.

No hay tiempo que perder si quieres hijos con óvulos propios. Normalmente, el primer paso es realizar un análisis de la hormona folículo estimulante (FSH), estradiol y hormona antimülleriana (AMH) para conocer  la reserva ovárica.

También se suelen llevar a cabo ecografías (para comprobar que el proceso de ovulación se está dando correctamente y descartar problemas anatómicos). Si es necesario, se toman muestras del endometrio para estudiar problemas en la implantación.

New Call-to-action

Se recomienda que la pareja también se someta a un estudio completo de la fertilidad, y detectar así cualquier problema de esterilidad de la pareja.

Si hay problemas de fertilidad, ya sea masculina o femenina, los centros de reproducción asistida ofrecen numerosos tratamientos que aumentan de manera muy significativa las posibilidades de concebir.

Estos son algunos ejemplos:

  • Si la mujer tiene menos de 38 años y la calidad de semen es suficiente, se puede optar por inseminación artificial. La inseminación permite seleccionar los mejores espermatozoides e introducirlos directamente en el útero. Otra opción es la inseminación artificial mediante semen de donante.
  • Cuando la calidad de semen no es suficiente o la mujer tiene 38 o más años, indicamos la técnica FI-ICSI. El espermatozoide se selecciona manualmente y se inyecta directamente dentro del óvulo. Permite seleccionar los mejores óvulos y embriones para luego introducirlos directamente en el útero.
  • En casos de pacientes mayores de 42 años, o pacientes con mala calidad ovocitaria, se suele recomendar el protocolo ROD o OVODON. Estos métodos utilizan óvulos de donantes jóvenes y registran un aumento del porcentaje de éxito de un 50 a un 70% en mujeres de hasta 50 años. El único inconveniente es el económico (6.000€-8.000€ versus los 4.500-5.500€ de la FIV convencional).

¿Has decidido tener un hijo? Plantéate bien todo el proceso, sigue las recomendaciones para quedar embarazada y consulta un profesional en caso de dudas.

En Cefer estamos a tu disposición para ayudarte a encontrar la solución más adecuada.

New Call-to-action