En busca del embarazo

El blog que resuelve todas tus dudas sobre pre-embarazo y reproducción asistida

¿Cómo se puede mejorar la calidad del esperma?

mejorar calidad esperma

A pesar de que esté extendida la creencia de que los problemas relacionados con la fertilidad son solo cosa de las mujeres, en la búsqueda del embarazo también juega un papel fundamental la calidad de los espermatozoides que aporta el hombre para lograr ser padres. Por eso, siempre que sea posible, es recomendable intentar mejorar la calidad espermática para conseguir el embarazo.

¿Es posible mejorar la calidad de esperma?

La calidad seminal se estudia mediante el seminograma o espermiograma, una prueba que consiste en analizar el semen tanto de manera macroscópica como microscópica. Es la prueba más común para evaluar la fertilidad masculina. En este artículo te contamos detalladamente en qué consiste este examen: ¿Cómo interpretar los resultados de un espermiograma o seminograma?

New Call-to-action

Si el resultado del seminograma no es muy bueno, es frecuente que los pacientes se pregunten si pueden hacer algo para mejorar la calidad seminal. A continuación os contaremos algunas de las formas que hay de mejorar la calidad del esperma.

Sin embargo, cabe destacar que no siempre es posible: dependerá principalmente de cuál sea la causa de la mala calidad y de la gravedad de la misma. Por tanto, será fundamental determinar cuál es el origen de la alteración y el grado de afectación para poder actuar de la manera más adecuada.

Por ejemplo, si el paciente presenta una azoospermia obstructiva, de poco servirá que siga estos consejos, ya que aunque su producción espermática pueda mejorar, igualmente será necesario recurrir a la fecundación in vitro (FIV) para lograr el embarazo, ya que seguirá sin haber espermatozoides en el eyaculado. Una vez más, será imprescindible seguir los consejos personalizados de vuestro especialista.

Mejorar el estilo de vida

En los casos en los que no se conozca la causa exacta de la baja calidad espermática, es posible mejorarla siguiendo unos hábitos de vida saludables.

Por ejemplo, es importante seguir una dieta sana rica en antioxidantes y realizar ejercicio moderado, sobre todo si el paciente es obeso, dado que la obesidad afecta a la calidad seminal.

También es beneficioso evitar hábitos tóxicos, como beber alcohol, fumar y consumir otras drogas, ya que también afectan negativamente a la calidad de los espermatozoides.

New Call-to-action

Otro factor que puede alterar la calidad del esperma es el estrés, por lo que será recomendable evitar situaciones que le puedan causar altos niveles de estrés al paciente.

Por último, es recomendable evitar actividades que puedan aumentar la temperatura de los testículos, como conducir muchas horas seguidas o tener el ordenador portátil encima de los genitales durante mucho tiempo, ya que también empeoran la calidad seminal.

Gracias a estos hábitos, será posible mejorar la calidad del esperma en algunos casos. También hay que destacar que la mejora no será muy drástica ni inmediata, ya que el ciclo de producción espermática es de unos 3 meses aproximadamente: hasta que no transcurra ese período de tiempo, es probable que no se aprecien cambios.

Tomar suplementos antioxidantes

Algunos estudios han demostrado que es posible mejorar la calidad seminal gracias a la administración de complejos antioxidantes, como los que contienen omega-3, coenzima Q10, zinc y selenio.

Igual que en el caso anterior, únicamente será efectivo en los pacientes en los que la causa de la baja calidad seminal sea desconocida. Además, también es importante destacar que su efecto no será inmediato, ya que será necesario unos tres meses de tratamiento para observar los resultados esperados.

Puedes encontrar más información relacionada con este tema en el siguiente artículo: ¿Se puede mejorar la calidad del semen? Un estudio nos demuestra que sí.

Tratamientos específicos

En las situaciones en las que se conozca la causa concreta de la baja calidad seminal, se puede realizar un tratamiento específico, como por ejemplo:

  • Tratamiento quirúrgico: en los pacientes que se diagnostique alguna alteración que necesite ser tratada mediante cirugía, como el varicocele.
  • Tratamiento hormonal: si se detecta alguna alteración hormonal que afecte a la producción espermática, como ocurre en las alteraciones del desarrollo (por ejemplo, los pacientes que presentan hipogonadismo hipogonadotrófico).
  • Tratar las infecciones: la baja calidad espermática también puede ser consecuencia de que el paciente sufra una infección y que mejore mediante un tratamiento antibiótico.

¿Conoces algún otro consejo para mejorar la calidad del esperma? ¡Cuéntanoslo!

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario