En busca del embarazo

El blog que resuelve todas tus dudas sobre pre-embarazo y reproducción asistida

¿Qué tener en cuenta a la hora de decidirse por un centro de fertilidad?

Ahí van algunas claves a tener en cuenta que pueden ayudar a salir de dudas.

Tal vez muchas mujeres acuden a su ginecólogo de toda la vida, en ese caso cabe preguntarse si tiene experiencia en fertilidad y si hace todas las técnicas.

New Call-to-action

A veces lo compañeros se aventuran con las inseminaciones pero no practican la FIV, más eficaz y más compleja. Siempre os pueden recomendar un centro especializado en fertilidad. Por supuesto la decisión es tuya/vuestra pero ya tenéis un centro que contrastar con otros.

Si el ginecólogo no hace fecundaciones in vitro podéis empezar con él haciendo inseminaciones pero tener en cuenta que en caso de pasar a fecundación por voluntad propia o por no conseguir embarazo con las inseminaciones, habréis de buscar un centro de fertilidad de confianza.

A veces podemos dudar entre la inseminación y la in vitro si nuestro ginecólogo solo insemina podemos estar condicionados en esta decisión y tal vez no decidirnos por la FIV por que la vemos un poco más lejos.
Hay hospitales grandes con muchas especialidades y gran prestigio sin embargo la reputación puede venir de otras especialidades que nada tienen que ver con tu deseo de tener un bebé. Por tanto no siempre lo más grande ha de ser necesariamente lo mejor.

New Call-to-action

A veces estas grandes instituciones no tienen la escala adecuada para conseguir la cercanía en el trato.
Algunas preguntas que hay que hacerse pueden ser:

¿Tiene personal joven en formación?

Los grandes hospitales universitarios tienen continuamente personal en formación con poca experiencia

¿Estudian siempre la parte masculina?

¿Acaba en un simple seminograma? O realizan visita al hombre, ¿lo exploran?
Siempre digo que el paciente no es el semen, es el señor que da el semen. Nunca una muestra de semen sustituye la valiosa información propia que aporta el hombre en la visita. En mis años de experiencia nunca una muestra de semen me dijo nada acerca de cuantos tiempo llevaba buscando una critatura, tóxicos, antecedentes de enfermedades que expliquen esterilidad etc…

¿Piden muchos menos estudios previos al tratamiento que los otros centros?

En principio tiene un efecto positivo: el costo. Si miramos más allá podemos ver que si tras varios tratamientos no hemos conseguido embarazo y hacemos alguno de aquellos estudios que pedían en otro sitio y vemos que está alterado podemos llegar a la conclusión que hemos perdido el tiempo y el dinero haciendo tratamientos inadecuados o cuando menos no óptimos. En mi opinión es mejor empezar bien.

¿Piden muchos más estudios que le resto?

Habría que ver que estén justificados. No hay una lista cerrada y verdadera pero si es muy alejada de lo que piden otros centros…

¿Disponen de la última tecnología?

Valorar que técnicas innovadoras (Embryoscope, Compatibility, IMSI…) que pueden ser de tu interés ponen a tu disposición te permite ser libre de hacerla o no. Si no las tienen seguramente no lo sabrás.
Aun en el caso de no utilizarlas te da una seguridad saber que tienen un laboratorio a la última. Si el médico es importante, el Laboratorio es fundamental es el “motor”. Un buen doctor sin un buen laboratorio de referencia no tendrá los mismos resultados.

¿Se hace todo el tratamiento en las mismas instalaciones?

¿Hacen Assisted hatching en los embriones?
En casos de donación de óvulos las donantes van al centro o se ponen ellas la medicación?
Que medicación recibe la donante, la de origen recombinante o las más económicas de origen urinario?

¿Tiene banco de semen propio?

¿Se pueden responsabilizar ellos directamente del buen hacer en los procesos de donación de semen?

Otros Aspectos

Las listas de espera, o la accesibilidad de horario o periodos vacacionales son factores a tener en cuenta.
El precio es importante pero, ojo, que no merme la calidad del servicio. Hay que preguntarse por lo que incluyen por ese precio, se puede hacer la FIV sin ICSI (micro-inyección) será más económico pero nos podemos arrepentir si nos encontramos que los óvulos no se han fertilizado. Entonces diremos que lo barato sale caro.

Si está muy por debajo de los otros centros es fácil que haga poco que se dedican y necesiten hacerse un sitio. También por la experiencia del equipo no sólo del doctor, sino del resto del equipo una mala comunicación de una secretaria o de una enfermera puede traducirse en pérdida de tiempo, sorpresas en los presupuestos…en definitiva en contratiempos. Del usuario depende que los centros de fertilidad demos mejores servicios al mismo precio y ganen ese mejor servicio o se ofrezca menos por menos dinero.

Tu decides.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario