En busca del embarazo

El blog que resuelve todas tus dudas sobre pre-embarazo y reproducción asistida

Conoce todo lo que hay que saber sobre las hormonas masculinas

Las hormonas son mensajeros que llevan, transportan, una orden a través de la sangre desde el sitio de producción hasta el órgano que ha de efectuar esa orden. Se producen en las glándulas endocrinas que son: hipófisis, suprarrenales (por estar encima de los riñones), tiroides y gónadas. La placenta también es una glándula endocrina.

Químicamente las hormonas pueden ser proteínas o esteroides. Al llegar a las células del órgano sobre el que han de actuar, si es una hormona proteica se une al receptor hormonal que está en la membrana de la célula. En el caso de las hormonas esteroideas, más pequeñas, entran en la célula, y se unen al receptor hormonal que está en el citoplasma. Al unirse al receptor que es específico de cada hormona desencadena un proceso que puede ser que el órgano efector produzca a su vez otro tipo de hormona; o un proceso o acción distinta según el órgano diana sobre el que actúa la hormona.

Descargar guía gratuita

Diferencias entre hombre y mujer

Tanto el hombre como la mujer producen las mismas hormonas; la diferencia está en la concentración (sobre todo de las hormonas sexuales) y en los órganos sobre los que actúan.

Así los andrógenos u hormonas masculinas están en mayor concentración sanguínea en el hombre que en la mujer: y con los estrógenos u hormonas femeninas sucede al revés: mayor concentración en la mujer que en el hombre.

Testosterona

La hormona masculina o andrógeno es la testosterona. Hay otras hormonas como la DHEAS (Dehidro Epi Androsterona Sulfato) que tiene acción androgénica pero débil. La principal fuente de testosterona es el testículo, concretamente las células de Leydig situadas en los espacios intersticiales del testículo, entre los túbulos seminíferos.

LH

Para que las células de Leydig produzcan testosterona han de recibir el estímulo de la hormona LH que se sintetiza en la adenohipófisis o hipófisis anterior.

FSH

La otra hormona adenohipofisaria, la FSH, actúa sobre el testículo pero sobre otras células, las células de Sertoli, localizadas en el interior de los túbulos seminíferos que es donde se producen los espermatozoides.

Los acrónimos en ingles de FSH y LH se conservan pero proceden de la acción de estas hormonas sobre el ovario. La FSH estimula el desarrollo del folículo y la LH induce la formación del cuerpo lúteo.

¿Dónde actúa la testosterona?

La acción de la testosterona es como unos fuegos artificiales en los que sube un petardo y al explotar produce una fuente de haces de colores de múltiples acciones. Así la testosterona sobre el folículo piloso estimula el crecimiento del vello axilar, púbico, facial y corporal según la raza; sobre las cuerdas vocales las engruesa y cambia la voz; sobre los músculos ejercen una acción anabolizante; estimula el crecimiento de la próstata y de las vesículas seminales y por tanto la producción del plasma seminal así como el desarrollo del pene. Es por tanto responsable la testosterona de que aparezca la eyaculación. A nivel cerebral la testosterona estimula la líbido. Con su mayor concentración dentro del testículo es imprescindible para la producción de espermatozoides. En síntesis es la hormona que transforma al niño en hombre y lo capacita para ser padre.

Todo se desencadena cuando el cerebro adquiere cierto grado de madurez y en el hipotálamo se sintetiza y libera una hormona, la GnRH en su acrónimo inglés, que estimula a la adenohipófisis, esta con la FSH y LH estimula al testículo y este produce testosterona.
En la mujer la líbido también depende de los andrógenos que en pequeñas cantidades se producen en los ovarios y suprarrenales.

¿Qué hacer cuando hay déficit de testosterona?

Cuando los datos clínicos indican que puede haber un déficit de testosterona se ha de analizar la sangre para ver si el nivel de testosterona es normal o bajo; y si esa es la causa de la sintomatología que presenta el paciente en cuyo caso estará indicado prescribir como tratamiento testosterona. Se ha de tener en cuenta que un nivel normal de testosterona sanguínea no indica que no haya déficit de testosterona biológicamente activa. Para que la testosterona sea activa se ha de trasformar en DHT (Di Hidro Testosterona) que es la molécula activa. Se han de valorar siempre los datos clínicos con los analíticos.

El déficit de testosterona puede ser por alteración testicular o por déficit de LH. En este caso el tratamiento debe ser con LH en vez de con testosterona.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario