En busca del embarazo

El blog que resuelve todas tus dudas sobre pre-embarazo y reproducción asistida

El factor psicológico en reproducción asistida

reproducción asistida

Un factor añadido a todo proceso de fertilidad es el desgaste psicológico, y ciertamente más que una factor añadido es un factor esencial en cómo se vive la experiencia de dicho tratamiento. Es este aspecto el que pesa más en la experiencia, así lo percibimos los profesionales y así lo manifiestan las mujeres y sus parejas.

New Call-to-action

La “beta-espera”

No en vano la parte del proceso más dura no son las inyecciones o los controles ecográficos, sino la espera hasta el resultado del mismo, cuando está todo hecho y solo queda mantener medicación y esperar hasta el día del test de embarazo.

¿Qué factores influyen?

Hay múltiples factores que pueden aumentar más o menos dicho desgaste. Algunos de ellos en el entorno. A veces por ser discreto y no decir que se busca la ayuda de un profesional, supone una dificultad de cara a explicar una ausencia en el trabajo. Otras veces cuando se opta por comunicar a los más cercanos que se va a hacer a un tratamiento puede volverse en contra, puede apetecer olvidarse del mismo, tomar distancia y es más difícil cuando amigos o parientes se interesan por el mismo, además de ser una presión añadida en el momento clave: el test de embarazo en caso que el resultado no acompañe.

Obviamente es mayor cuantos más intentos porque es mayor la ansiedad por estar embarazada. Ya antes de acudir a un especialista en fertilidad, la pareja puede ver afectada su vida sexual se ve condicionada por la falta de espontaneidad. La mera suma de decisiones muchas e importantes y que se viven como vitales ya puede ser estresante más cuando son sobre temas que no dominamos o si somos de por sí indecisos.

New Call-to-action

Toma de decisiones

Cuando se trata de parejas el desacuerdo ante determinadas decisiones, anteriores al tratamiento como por ejemplo cómo elegir un centro de fertilidad, si decirlo o no al entrono, a quien sí y a quien no… o más tarde durante el mismo: inseminación o in vitro, Embryoscope sí o no, Compatibility… ¿Cuánto embriones me pongo? etc…
Nosotros mismos podemos incrementar la ansiedad ofreciendo multitud de alternativas.

Ayuda psicológica

El consejo sería para los casos que lo llevan peor es sin duda, buscar la ayuda de un psicólogo/a que nos puede dar herramientas y técnicas de control de la ansiedad y síntomas depresivos.
Afortunadamente la mayoría de parejas sufren en grado menor y el consejo sería tomar distancia, mirar de no pensar demasiado, y si alguna decisión técnica nos genera demasiada ansiedad recordar que podemos usar el “comodín” del doctor y delegar en él. Son pocos casos pero yo personalmente lo veo una buena opción cuando la decisión nos genera una ansiedad tal que nos paraliza y pasa a ser peor decidir que lo que se decide.

Apoyo de la pareja

Respecto a decirlo a nuestro círculo más cercano recomendaría apoyarse primero en la pareja. Una buena idea es tener una persona, no muchas, de confianza al corriente, con quien compartir el proceso, no obligatoriamente, sino si sentimos la necesidad. Puede ser una válvula de escape y ya se sabe que verbalizar las emociones es terapéutico. Nada tiene que ver con este planteamiento que en una cena familiar todos estén preguntando, cuando no apetece, pues escapará al control de la mujer.

No hay prisa

No tener prisa, no informar ni a todo nuestro círculo más cercano ni de todo. Mejor informar a un número limitado sin necesidad de mostrar día a día el tratamiento a todos. Eso puede ser útil con la persona de confianza al resto puede bastar decir que se inicia el proceso sin dar más detalles y así recurrir sólo si queremos, sólo a quién queremos y cuando lo necesitemos.

Pienso que tras un resultado positivo es normal querer decirlo a todos, yo, en un primer momento, reservaría la gran noticia a los más cercanos y a los demás amigos no tan cercanos o simples conocidos o en el trabajo, no tendría prisa y sería más prudente y esperaría un tiempo a ver que el embarazo evoluciona bien y hay menos riesgo de aborto, mes y medio o dos meses tras la prueba de embarazo.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario