falsa regla embarazo

La falsa menstruación, o metrorragia, es un fenómeno bastante frecuente en las primeras semanas de embarazo. Piensa que es una de las causas más comunes por la que las mujeres acuden a centros de urgencias en el primer trimestre de embarazo. Aunque el sangrado causado por la falsa regla en el embarazo sea algo habitual, hay que actuar con la máxima inmediatez puesto que el síntoma se puede producir por varias razones.

A continuación, exponemos las causas más comunes del sangrado durante las primeras semanas de embarazo.

Sangrado por implantación, entre las principales causas

El sangrado por implantación es solo una de las causas de la falsa regla. Su aparición es muy similar a la regla y aparece en aproximadamente el 25% de los embarazos.

Es un proceso fisiológico que coincide con la fecha en la que sucedería la regla, 14 días después de la ovulación. Se produce en el momento de la nidación del embrión en el endometrio por la eventual ruptura de pequeñas venas o arterias. En este momento, de hecho, el útero se encuentra muy irrigado y sangra con más facilidad.

Si quieres saber más, en este post te explicamos todos los detalles sobre el sangrado de implantación.

De todas formas, debes tener en cuenta que este tipo de sangrado suele ser más ligero que una menstruación, rosado o rojo con tonos marrones, menos espeso y sin coágulos. La cantidad de flujo es menor, a veces, incluso tan sólo unas gotas y la duración, también, es menor que una regla habitual, de uno a tres días.

Este fenómeno no es motivo de alarma ya que no representa ningún peligro para la madre o el embrión. Aun así, es importante acudir al médico para descartar cualquier peligro para el feto.

Otras causas de la falsa regla (embarazo primer trimestre)

Las pérdidas de sangre vaginales también pueden ser debidas a lesiones vaginales o cervicales, como por ejemplo un examen médico, relaciones sexuales o ejercicio vigoroso.  En el primer trimestre de embarazo, el cérvix y la vagina también están más sensibles e irrigados. Por eso, se pueden producir sangrados con más facilidad.

Siempre que exista un sangrado durante el embarazo, se debe acudir al ginecólogo para descartar otras posibles causas. Cualquier sangrado durante el primer trimestre requiere un estudio diagnóstico completo para descartar:

  • Posible proceso de aborto
  • Embarazo extrauterino
  • Embarazo molar, o mola hidatiforme (malformación e inviabilidad del feto).

falsa regla embarazo ecografia pelvica

El sangrado puede indicar una amenaza de aborto

La hemorragia, en algunos casos, podría indicar una amenaza de aborto. En la amenaza de aborto el cuello uterino está cerrado, ocurre en el 20% de las gestaciones, y de ellas solo la mitad abortarán.  En este caso se suele recomendar reposo y abstinencia sexual.  

En el aborto, en cambio, el cuello uterino, o cérvix, está dilatado y los síntomas suelen ser bastante más evidentes y molestos.

¿Cómo diferenciar la hemorragia de implantación del aborto?  

No obstante la hemorragia sea algo bastante común en el primer trimestre, cuando es causada por el aborto es acompañada por esta tríada de signos y síntomas:

  1. Metrorragia (sangrado) en cantidades variables, pero suele ser de un color rojo vivo, parecido al de la menstruación.
  2. Dolor abdominal debido a las contracciones uterinas.
  3. Expulsión de los productos de la concepción de forma total o parcial, ya sea inmediatamente o varias semanas después.  

La hemorragia de implantación suele ser más leve y sin dolor, como se ha comentado antes.

Sangrado por embarazo ectópico

Otra posible causa de hemorragia es el embarazo ectópico. Este se produce cuando el embrión se implanta fuera del útero. Normalmente, es en las trompas de Falopio, aunque también puede instalarse en el ovario, cérvix o cavidad abdominal.  

No son embarazos viables y es potencialmente mortal si no se trata a tiempo. Los síntomas son: dolor abdominal intenso, amenorrea (ausencia de menstruación) o hemorragia vaginal irregular (un ligero manchado debido a la descamación endometrial, motivada por una producción de hormonas insuficiente por parte del trofoblasto). También se pueden observar los signos típicos de la gestación precoz como náuseas, vómitos y turgencia mamaria.

Si hay posibilidad de que estés embarazada y tienes un sangrado vaginal, acude a urgencias o contacta tu ginecólogo.

Para descartar eventuales peligros para ti o para el feto, los especialistas pondrán en marcha una serie de pruebas. Por lo general, se suele recurrir a la historia clínica, exploración física, test de embarazo y una ecografía para verificar la viabilidad del embarazo.

Mantener la calma es otro factor imprescindible en situaciones donde se manifiestan la regla y el embarazo al mismo tiempo. Ansiedad y estrés son factores negativos para tu salud. Aún más en este período tan delicado de la gestación.

Pídenos información si tienes cualquier duda relacionada con la falsa regla, embarazo ectópico, amenaza de aborto o sangrado de implantación. También, puedes utilizar la sección de comentarios para hacernos llegar tus preguntas.

New Call-to-action