Si estás buscando información para quedarte embarazada quizás has leído que los disruptores endocrinos pueden causar problemas de esterilidad. ¿Quieres saber qué son exactamente esos disruptores endocrinos y por qué influyen en el proceso reproductivo? Entonces sigue leyendo porque esa es la cuestión principal que abordamos en el artículo de hoy. 

Disruptores endocrinos y hormonas

Para entender bien por qué y cómo los disruptores endocrinos influyen en la reproducción debemos empezar por el principio, por saber qué son esas sustancias y por qué afectan a esas hormonas que, como sabes, regulan diferentes procesos como el sueño o el proceso reproductivo.

La Endocrine Society – Sociedad de Endocrinología, fundada hace más de 100 años-define los disruptores endocrinos o EDC  por sus siglas en inglés Endrocrine Disrupting Chemicals como:

Una sustancia química exógena (no natural), o una mezcla de sustancias, que interfiere con cualquier aspecto de la acción de las hormonas.”

Los disruptores endocrinos interfieren en la acción de las hormonas de tres formas diferentes o, mejor dicho, utilizando tres mecanismos distintos:

  1. Suplantando las hormonas naturales.
  2. Bloqueando su acción.
  3. Bloqueando o inhibiendo sus niveles.

Descargar guía gratuita

Pero ¿tan importante es que esos disruptores influyan en las hormonas? La respuesta es “sí”. Las hormonas son substancias segregadas por células de las glándulas endocrinas, están localizadas en todo el cuerpo y actúan como mensajeros químicos naturales. Regulando multitud de procesos en el cuerpo como el sueño, el apetito,  el metabolismo, el desarrollo sexual y la función reproductora, etc.

Las hormonas en las que influyen los disruptores endocrinos son básicas para la función reproductora de los seres humanos. Así, esas sustancias llamadas disruptores endocrinos pueden interferir en el correcto funcionamiento de las hormonas y causar problemas de esterilidad masculina o femenina que impiden que una mujer se quede embarazada.

¿Cómo penetran en nuestro organismo los disruptores endocrinos?

Los disruptores endocrinos penetran en el organismo a través de la ingesta de alimentos o de agua, debido al uso de plaguicidas o por los envases, a través de la piel durante el contacto con productos cosméticos, ropa o artículos de plástico PVC blando, y a través de los pulmones, por inhalación de partículas desprendidas por estos productos. Por ese motivo, la exposición de cada individuo a los diferentes EDC que le rodean es un parámetro difícil de medir.

Una complicación añadida a esta penetración de EDC en nuestro organismo es que nuestro cuerpo tiene muchas dificultades a la hora de excretar los disruptores endocrinos artificiales. Así aunque la exposición sea de bajos niveles se acumulan en nuestro organismo a lo largo de los años y puede producir graves problemas a medio y largo plazo.

El momento de exposición crítico en el ser humano es durante su etapa embrionaria, aunque los efectos nocivos pueden no manifestarse hasta la etapa adulta, como es el caso de la infertilidad. Por eso, los daños aparecen sobretodo en los hijos de las personas expuestas.

Aún así, los disruptores endocrinos pueden alterar la normal función hormonal en cualquier momento de la vida, todo dependerá de la dosis y el tiempo de exposición de cada individuo. Se ha visto que muchos de ellos el riesgo de padecer canceres sensibles a hormonas como el cáncer de próstata, testículos, ovarios, mama o útero.

Algunos EDC tienen efectos directos sobre la fertilidad masculina y femenina, disminuyendo los niveles de algunas hormonas sexuales, aumentando el riesgo de abortos y embarazos no viables y disminuyendo la calidad del esperma y los ovocitos.

Y la última complicación añadida de los EDC: presentan efectos combinados, es decir, que la exposición a diversos disruptores distintos puede multiplicar de manera exponencial sus efectos adversos.

¿Conocías estos datos sobre los disruptores endocrinos? ¡Escribe un comentario!

New Call-to-action