disruptores endocrinos

Como quizá sepas, los disruptores endocrinos pueden causar problemas de esterilidad. Pero, ¿por qué? ¿Cuáles son esos disruptores endocrinos? ¿Qué efectos tienen en la fertilidad? Esas son las tres preguntas clave que respondemos en el artículo de hoy.  

Recordando lo que son los disruptores endocrinos o EDC

Los disruptores endocrinos o EDC  por sus siglas en inglés “Endocrine Disrupting Chemicals” son moléculas químicas que interfieren con las funciones hormonales del cuerpo, que alteran  el buen funcionamiento de las hormonas que regulan diferentes procesos naturales como el sueño, el metabolismo, el apetito y, muy importante, el proceso reproductivo.

New Call-to-action

Los EDC o disruptores endocrinos son capaces de suplantar nuestras hormonas, bloquear su acción e inhibir sus niveles. ¿El resultado?: efectos negativos sobre la fertilidad del ser humano.

Veamos, entonces, cuáles son algunos de los EDC que pueden penetrar en nuestro organismo y sus principales efectos en la fertilidad.

Algunos disruptores endocrinos y sus efectos sobre la fertilidad

PCBs

Los PCBs o bifenilos policlorados pertenecen a una familia de unos compuestos químicos llamados organoclorados. Actualmente, están prohibidos, pero todavía se encuentran en muchos productos eléctricos provocando contaminaciones accidentales.

Los principales efectos que estos disruptores endocrinos tienen en la fertilidad serían los siguientes:

  • Importante descenso tanto de la cantidad, como de la calidad espermática. Estos EDC pueden provocar un descenso de hasta el 50 % de la cantidad de semen y, además, afectan tanto a la movilidad como a la viabilidad de los espermatozoides. El efecto de los PCBs sobre el esperma es tan alto que, de continuar así, en 50 años los hombres podrían llegar a ser totalmente incapaces de reproducirse de manera natural.
  • Endometriosis o desplazamiento del tejido uterino hacia la cavidad abdominal, trompas, ovarios, vejiga e intestinos. Esta patología puede causar hemorragias, dolor, inflamación y, muy importante, infertilidad.
  • Disminución de los niveles de la  hormona antimulleriana, más conocida por las siglas HAM. Los niveles de esta hormona en sangre determinan, entre otras cosas, la cantidad y calidad de los folículos ováricos de la mujer.

Plaguicidas

Hay muchos plaguicidas que pueden ser considerados disruptores endocrinos: DDT, lindano, metoxicloro (autorizado en España), pietroides sintéticos, herbicidas de triazina, kepona, dieldrín, vinclozolina, dicofol, clordano, etc.

Muchos de los efectos de estos EDC aún están por determinar pero ya se ha demostrado que el DDT, por ejemplo, produce un aumento en el número de abortos y de embarazos ectópicos (el embrión se implanta fuera del útero dando lugar a embarazos no viables)

Ftalatos

Los ésteres de ácido ftálico o Ftalatos son unos compuestos químicos que se utilizan en la  fabricación del PVC – Policloruro de Vinilo- el tipo de plástico más versátil y utilizado hoy en día.

Los principales efectos que estos disruptores endocrinos tienen en la fertilidad serían dos:

  • Disminución de la calidad y de la viabilidad del semen.
  • Disminución de la reserva y la calidad ovárica, la tasa de implantación embrionaria y, así, del porcentaje de embarazos que se llevan a término con éxito.

Bisfenol A

El Bisfenol A es un producto químico muy utilizado en la industria para fabricar latas de conservas y de refrescos, empastes dentales, CDs, biberones, etc.

Los principales efectos que estos disruptores endocrinos tienen en la fertilidad serían:

  • Disminución de la calidad y de la viabilidad del semen.
  • Disminución de los niveles de estradiol (hormona esteroide femenina). Esta disminución influye en la calidad de la reserva ovárica, en el éxito de implantación embrionaria y, también, en la calidad embrionaria.

PDBEs

Los polibromodifenil éteres, PDBEs o Polybrominated Diphenyl Ethers son unos compuestos químicos que se utilizan como aditivos en la fabricación de numerosos productos de uso cotidiano para reducir su inflamabilidad (carcasas de equipos electrónicos, ropa, etc.).

Estos compuestos son muy contaminantes y su principal efecto sobre la fertilidad es la disminución de la movilidad seminal.

Parabenos

Los parabenos son uno de los conservantes más utilizados por los fabricantes de cosméticos de todo el mundo. Actualmente su uso está restringido, pero no prohibido.

Los efectos de los parabenos en la fertilidad humana son principalmente dos:

  • Disminución de la viabilidad del semen.
  • Disminución de la tasa de concepción y embarazo. 

Triclosán

El triclosan es un producto antiséptico utilizado en la industria por sus importantes propiedades fungicidas y antibacterianas. Su uso está permitido en cosmética.

Los principales efectos de estos disruptores endocrinos en la fertilidad humana serían:

  • Disminución de la viabilidad del semen.
  • Disminución de la calidad ovocitaria y embrionaria.

PFC o perfluorados

Los PFC son sustancias químicas con propiedades impermeables y antiadherentes y por eso son tan utilizados en la fabricación de ropa, papel plastificado, sartenes, tapicería, pesticidas o productos cosméticos.

Los principales efectos de los PFC en la fertilidad serían:

  • Disminución de la tasa de embarazo.
  • Aumento del riesgo de aborto.

Estos son solo algunos de los disruptores endocrinos presentes en nuestro entorno, todavía quedan muchos más que están por descubrir e investigar. De hecho, se estima que cerca de unas mil sustancias químicas fabricadas y utilizadas hoy en día pueden tener acción endocrina. ¿Lo sabías? ¡Deja un comentario!

New Call-to-action